​Sobre la biprovincialidad de la CARM

A estas alturas me imagino que todos los lectores saben de la existencia de un movimiento ciudadano, MC, que está luchando por conseguir la provincia de Cartagena. Aducen que Cartagena tiene un problema de encaje en la Región de Murcia, que solo reciben un 18 % de los presupuestos de la comunidad, que con una nueva provincia la región ganaría peso específico en el congreso y en el senado; y pregonan a los cuatro vientos que nadie es capaz de poner argumentos en contra de los beneficios de crear una nueva provincia. 
Efectivamente nadie es capaz de poner argumentos en contra porque nadie tiene argumentos en contra de los sueños. No obstante sí expondré varios que demuestran lo irracional de la propuesta, veamos:

¿De dónde saldrán los dos diputados más si el número de éstos está previsto por ley? ¿A qué provincia se los van a quitar en pos de Cartagena? Lo lógico será prorratear los de la actual provincia quedándonos exactamente igual, respecto a los senadores sí que ganaríamos los 4 que corresponden a la nueva provincia, luego ahora tendría 8 en una institución que se ha demostrado no sirve para nada. Por otro lado si la escisión nos funciona en Murcia, suponiendo que funcionara ¿Qué impediría que otras comunidades autónomas dividieran sus provincias? De hecho Cataluña quiere aumentar el número de las suyas creando una nueva por cada comarca y creo que son 42. Andalucía también podría dividirse en otras tantas, no en vano es la más grande de España, por no hablar de Castilla León, Castilla la Mancha o Extremadura, en fin, que por reducción al absurdo podríamos conseguir una España de 5000 provincias, porque ya puestos, por qué no una provincia por cada Municipio. Qué derecho tienen los Cartageneros que no tengan los de Alcantarilla, Arrigorriaga, El Ferrol, o Villaviciosa de al Lado que ahora está de moda. Respecto al presupuesto, presuponen nuestros vecinos que se dividiría el de la Comunidad en dos, 50 % para ellos y 50 % para el resto de municipios, y se quedan tan tranquilos. Si suponemos, como ellos lo hacen, que habrá varios municipios que se adhieran a su provincia —según ellos el invento no resultaría si en lugar de ser Cartagena la que se escinde fuera cualquier otro municipio de la región, y no sé por qué—, San Javier, San Pedro, Los Alcázares, La Unión, Mazarrón, Fuente Álamo y Torre Pacheco, por ejemplo, sumarían 1.481,90 km2 de los 11.313,11 km2 de la provincia actual y 404.325 habitantes del 1.474.449 de la Murcia actual, o sea, 13 % de la superficie de ahora y el 27 % de los habitantes. Si el presupuesto de la CCAA se reparte per cápita, la nueva provincia tendría derecho a un 27% del actual, y dado que el municipio de Cartagena constituiría el 53 % de la población de la nueva provincia, su presupuesto sería el 53 % de ese 27 %, lo que nos arroja un resultado del 14 % del de la Comunidad, luego si ahora les corresponde un 18 % estarían perdiendo un 4 %. 

Dado que los números son muy aburridos, vayamos al encaje de Cartagena en la provincia. Cartagena es un municipio más como lo es Murcia, Jumilla, Cieza o Abanilla, ¿qué encaje buscan, ser ellos la capital de la provincia o darle nombre a esta?

Respecto al peso específico de Murcia en el Senado y en el congreso sólo ganaríamos esa batalla con la desaparición de las circunscripciones, o sea, con la circunscripción única, escenario en el que Murcia obtendría 14 diputados frente a los 10 que tiene ahora y 10 senadores respecto de los 4 actuales u 8 que obtendríamos con la escisión, es evidente cuál es la mejor opción. No obstante, y dado que eso de la circunscripción única se me antoja una quimera, la fórmula que mejor nos iría en esta zona de España con la Constitución actual, sería unir las provincias de Almería, Murcia, Albacete y Alicante, una comunidad autónoma de cuatro provincias que tendría 32 diputados y 16 senadores. Evidentemente esto solucionaría muchos problemas, pero no el de los sentimientos.

MC, como todo movimiento político, basa sus argumentos en un sofisma para conseguir un sueño, una entelequia, la provincia de Cartagena.
Antonio Marchal-Sabater.

Anuncios

Acerca de Marchal-Sabater

Pseudónimo del escritor murciano nacido el 6 de agosto de 1964. En los años ochenta ingresó en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado e inmediatamente fue asignado a los servicios de información, circunstancia que le llevó a ser testigo de numerosos acontecimientos de la transición, en diferentes lugares de la geografía española: País Vasco, Cataluña o Madrid. En algunas de sus novelas refleja parte de ese pasado, describiendo algunos hechos tal y como sucedieron y otros adaptándolos a la trama, sin desvirtuar la realidad. En su currículo cuenta con varios premios literarios, como el del certamen de micro-crímenes de Falsaria 2012 y el 2º premio de relatos cortos organizado por el Ayuntamiento de Lorquí (Murcia), dentro de la celebración de la II Semana Cultural 2013. Autor de: "El Valle de las Tormentas" y "Bajo la Cruz de Lorena"
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s